Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

COVID-19: Cómo afrontarlo financieramente (Mi experiencia)

Me tocó. Después de más de 1 año invictos, nos tocó. Nadie en mi familia directa se había contagiado en todo este tiempo, y gracias a que todos nos cuidamos mucho y ya nos habíamos acostumbrado a seguir los protocolos de distanciamiento y desinfección, nos confiamos. Tres familiares y yo salimos positivos para COVID-19 entre el 13 y el 30 de Abril del 2021. Hoy te contaré cómo se lleva la enfermedad desde el lado financiero y te daré algunos tips para que estés preparado/a tu también, basándome en mi reciente experiencia de primera mano.

Empezaré contándote el paso a paso del desarrollo de la enfermedad desde que se presume un contagio hasta que termina el proceso. Luego, te haré un resumen de los gastos que puedes esperar si atraviesas una situación similar para que te puedas preparar correctamente, y finalizaré con consejos y contactos en caso necesites apoyo para un caso tuyo o cercano a ti.

La enfermedad: Secuencia de eventos en un caso grave

Fase 0: Sospecha de enfermedad + diagnóstico

Todo diagnóstico de COVID empieza con una persona sospechosa. Sea que esta persona estuvo en contacto con alguien infectado o si ha empezado a mostrar síntomas, la primera etapa es la sospecha. Cuando una persona empieza a presentar fiebre, congestión nasal, problemas estomacales, náuseas y escalofríos, es considerada como sospechoso para COVID. En este punto el plan inmediato es conseguir una prueba (molecular de preferencia, o de antígeno) para poder confirmar o descastar el diagnóstico lo antes posible. En este ejemplo, la prueba fue tomada un lunes y el martes recibimos el resultado positivo para COVID.

Fase 1: Shock

Cuando te enteras que un familiar vulnerable salió positivo para una enfermedad con un nivel importante de mortalidad, la familia experimenta un choque emocional comparable a un terremoto o a un robo. Este shock dura aproximadamente 60 minutos en donde cada persona reacciona diferente: algunos se quedan congelados, otros lloran y otros se desesperan. En esta etapa se empieza a buscar desesperadamente a doctores, oxígeno, medicinas, tomografías, ivermectina, azitromicina, y se corre el riesgo de tomar malas decisiones.

La realidad de la situación es que el diagnóstico positivo no acelera ni retrasa la enfermedad ni un poco, simplemente confirma una sospecha lo cual permite tomar acción con celeridad y responsabilidad. Lo mejor en este momento es mantener la calma y conseguir asesoría médica lo antes posible, ya que un doctor es la persona indicada para guiarte en los siguientes pasos. Este doctor puede ser del seguro del paciente (si tiene seguro) o puede ser un doctor particular. Recuerda que NO existe tratamiento especifico para COVID, solo existen medicamentos para mitigar los síntomas así que no te molestes con el doctor si no te receta antibióticos, ivermectina, u cualquier otro medicamento desde el día 1.

Fase 2: Planeamiento

Ya habiendo tenido la cita con el doctor, lo que sigue es planear correctamente la atención del paciente, basándose siempre en 3 principios:

  1. Proteger a los familiares que conviven con el enfermo a través de aislamiento y EPPs (mascarillas, caretas, mamelucos): Si por enfocarse al 100% del enfermo pierdes cuidado de las personas que conviven con él, puedes terminar con 2, 3 o más enfermos lo cual volverá la situación aún más compleja y cara.
  2. Asegurar que el paciente puede cumplir con las indicaciones del doctor al pie de la letra: Algunas personas mayores no pueden cumplir con las indicaciones del doctor por la edad, engreimiento, o limitaciones físicas. En estos casos, se necesita atención permanente de alguien más (un familiar joven o una enfermera contratada)
  3. Estar siempre un paso adelante: Si el paciente empieza a deteriorarse, busca un concentrador 3 días antes de que lo empiece a necesitar. Si el concentrador empieza a ser insuficiente, busca un balón 3 días antes de que sea necesario. Si el balón empieza a ser insuficiente, busca una cama de hospitalización cuanto antes. Si esperas hasta el último segundo en tomar estas importantes decisiones, corres el riesgo de encontrar escasez o precios más altos del que te ofrecieron en un principio y como cada minuto cuenta cuando se trata de oxígeno, terminarás pagando de más o te podrías demorar mucho en conseguir lo que necesitas.

Esta enfermedad es bastante cara, como podrás observar en el cuadro que está un poco más abajo en este artículo. Siguiendo estos 3 principios asegurarás el mejor cuidado para el paciente y a la vez minimizarás los costos de la enfermedad.

Fase 3: Fin de la enfermedad + cuidados posteriores

Según la ciencia, el COVID solo dura 14 días en un paciente. Al pasar por esta situación entendí que hay 2 etapas, la etapa viral (semana 1) y la etapa inflamatoria (semana 2). Cuando el virus va a causar daños en los pulmones del paciente, la saturación y demás signos vitales se empiezan a deteriorar en la 2da semana de la enfermedad. Por ello, los cuidados y la alerta deben continuar hasta que la amenaza de hospitalización esté bajo control (día 15 de la enfermedad). Ojo: No soy doctor ni trabajo en el campo médico, esta es mi experiencia y puede ser muy distinta a otros casos.

En esta etapa el paciente se recuperará o empeorará. Si empeora, es el momento en el que deberá ser hospitalizado. Si mejora, debe regresar paulatinamente a la normalidad y debe recibir atención con un especialista, pero poco a poco se podrá prescindir de la enfermera y el concentrador, los gastos más fuertes en esta enfermedad.

Resumen de gastos por COVID-19 por paciente

Les dejo un resumen de los gastos incurridos en el cuidado de este paciente, durante un periodo de aproximadamente 20 días que dura le enfermedad. Ojo, este gasto puede variar drásticamente de acuerdo a la severidad de la enfermedad, la disponibilidad de equipos/medicinas, o inclusive el distrito o provincia en la que te encuentres. Esto es netamente referencial, basado en mi propia experiencia y se los cuento para que lo usen como guía.

Además del caso crítico que les acabo de contar, incluiré los gastos incurridos en el cuidado de un paciente leve (yo) para que tengan una idea más amplia de cómo vienen los gastos y puedan comparar entre un caso grave con seguro de EsSalud y un caso leve con seguro privado:

image 1

¿Cómo me preparo para esta situación?

Lo primero que debes hacer es aceptar que no estás libre de tener que afrontarte a esta situación, para prepararte correctamente en caso llegara a suceder. Como dije al inicio, no imaginé que esta situación podía alcanzarnos ya que somos sumamente cuidadosos, y nos agarró sorpresivamente un resultado positivo un día de semana donde todos nos encontrábamos trabajando de lo más normal. Felizmente conozco y aplico disciplinadamente el concepto de FONDO DE EMERGENCIA, lo cual cambió drásticamente el manejo de esta crisis.

Si no hubiera contado con un fondo de emergencia fondeado correctamente, tal vez esta emergencia podría haber sido peor. Dicen que «un fondo de emergencia transforma una crisis en una inconveniencia», y es cuando atraviesas una situación así donde vives en carne propia lo que esta frase significa. Al tener un fondo de emergencia, tienes una preocupación inmediata menos. Si bien el gasto es fuerte, tienes todo o parte en una cuenta separada con disponibilidad inmediata, desde la cual puedes ir atendiendo estos gastos. Si no cuentas con dicho fondo, tendrías que estar corriendo por dinero, y esta desesperación tiene un impacto psicológico y económico muy fuerte.

Ahora que sabes los costos aproximados de esta enfermedad, asegúrate de que tu fondo de emergencia lo pueda cubrir y empieza a hacerlo crecer si no lo cubre. No necesariamente lo necesitas hacer de un día para otro, puedes aportar una cantidad mensual, o inclusive aprovechar los retiros aprobados de la CTS. Si aún no tienes un fondo de emergencia, por favor empieza a hacerlo lo antes posible. Nadie está libre de esta enfermedad y este fondo puede ser la diferencia entre vivir y morir. Si no sabes hacer uno, entra a este artículo.

¿Qué hago si yo o algún familiar sale positivo?

El coronavirus afecta a cada persona de una manera totalmente distinta y al no existir cura, gran parte del éxito o fracaso del tratamiento recaerá en la reacción del cuerpo del infectado y en la capacidad del paciente en seguir al pie de la letra la receta médica y las indicaciones dejadas por el doctor. En base a mi experiencia, los 3 pasos que te recomiendo seguir son los siguientes:

  1. Buscar y conseguir una cita médica cuanto antes: Dependiendo de las condiciones pre-existentes y la edad de cada paciente, las medicinas recetadas por el doctor variarán. Lo mejor es empezar con el tratamiento apenas tienes el diagnóstico positivo, entonces empieza una carrera contra el tiempo para conseguir cita con un buen doctor.
  2. Ir recolectando dinero y mantenerte un paso adelante: Esta enfermedad no es barata y se necesitará todo el apoyo posible, así que es importante ir recolectando dinero entre todos los que vayan a pagar el tratamiento. Para mantenerte un paso adelante debes buscar un concentrador de oxígeno si la saturación empieza a bajar, ir buscando un balón si ya está conectado al concentrador, e ir buscando una cama de hospitalización si está conectado al balón de oxígeno. Es mejor tenerlo y no necesitarlo que necesitarlo y no tenerlo.
  3. Mantener la calma y un ambiente positivo en la familia y el paciente: Esta enfermedad es sumamente psicológica, y es necesario que el paciente esté libre de estrés y preocupaciones al menos durante los 14 días de la enfermedad. Que el paciente no trabaje, no haga esfuerzos, no se le ocurra salir de aislamiento, y mantenga la calma siempre.

Para finalizar, te dejaré a continuación los números de las personas que participaron en nuestro cuidado. No son los únicos que existen pero los dejo aquí por si a alguien de la comunidad le puede llegar a servir:

Contactos
Doctor: Aisel García (978-809-759)
Enfermera: Milagros (970-598-700)
Alquiler de Concentrador de Oxígeno: Christian Nuñez (916-435-333)
Compra de Balón de Oxígeno: Christian Grau (987-748-649)
Estas personas me ayudaron a mi, ni yo ni la marca Bolsillos Llenos tiene relación familiar o comercial de ningún tipo con ellos. No recibimos ningún tipo de comisión o beneficio por esta información.

Nota: El concentrador de oxígeno no puede operar de manera continua, necesita enfriarse al menos 1 hora al día. Por ello, te aconsejo comprar o alquilar un balón de oxígeno junto con el concentrador, en caso lo llegas a necesitar.

Si te gustó este artículo te invitamos a seguirnos en nuestras redes:

YouTube: Bolsillos Llenos
Instagram: 
@bolsillosllenos
Comunidad Telegram: 
bit.ly/bolsillostelegram

¿Quieres invertir en…?

Finsmart: https://bit.ly/33kaWiX

Facturedo: https://bit.ly/3bafOMA

Inversiones.io: https://bit.ly/3szO4qF

Zest Capital: Contáctanos

Compartir esta publicación

3 comentarios en «COVID-19: Cómo afrontarlo financieramente (Mi experiencia)»

  1. Actualmente tengo 3 miembros de mi familia con covid, inicialmente fue preocupante, sin embargo se fueron a la Villa Panamericana y allá están recibiendo todos los cuidados, están constantemente monitoreándolos y le dan el tratamiento adecuado. De necesitar oxígeno, ahí también tienen una planta. Lo recomiendo si tienen algún familiar con covid. Eso si, el ingreso es solo para pacientes que se encuentran saturando entre 95 a 100.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados