Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Nunca uses una tarjeta de débito

¿Cuándo fue la última vez que pagaste algo con efectivo? Cada día el uso de las tarjetas o plataformas digitales como Yape/Plin está tomando más fuerza. El mes pasado me fui de viaje al interior del país, y me di con la agradable sorpresa de que la gran mayoría de comercios ya han implementado estos métodos de pago aparte del efectivo – hasta para comprar en una pequeña bodega ya se puede pagar con tarjeta o con Yape/Plin. Alreredor del mundo las tarjetas se han vuelto el medio de pago por excelencia, y todo apunta a que seguirán siendo la principal forma de pago por los próximos años, seguido de los pagos con el celular.
Seguramente tu ya usas una tarjeta casi a diario pero, ¿conoces la diferencia entre una tarjeta de débito y una de crédito? ¿eres consciente de las ventajas y desventajas que tienes por elegir un método de pago sobre el otro? Este es el primer artículo acerca de tarjetas de crédito para que puedas hacer el mejor uso de estas.

Tarjeta de débito vs tarjeta de crédito – ¿cuál es la diferencia?

A simple vista, realmente no mucho. Las dos son de plástico, tienen un chip y números, junto con el logo de Visa, Mastercard o Amex. Sin embargo, son productos financieros extremadamente diferentes, casi opuestos, por lo que es indispensable que domines la diferencia.

Una tarjeta de débito es un medio que te permite acceder a tu dinero, el cual se encuentra guardado en una cuenta de ahorros o una cuenta corriente en una entidad (banco, caja, etc). Si usas tu tarjeta de débito en un establecimiento, se te descontará inmediatamente dinero de tus cuentas y se abonará a la cuenta del establecimiento. Es tu dinero.

Una tarjeta de crédito, por otro lado, es un producto que te permite obtener préstamos inmediatos. Cuando usas una tarjeta de crédito, el emisor del tarjeta (banco) le deposita dinero a la cuenta del establecimiento, y se genera inmediatamente una deuda de ti hacia el banco por el monto de la compra. Si no pagas la totalidad de la deuda en la fecha de pago acordada con el banco, empezarás a pagar intereses extremadamente altos por esta deuda. No es tu dinero, es dinero prestado.

Una manera fácil de diferenciarlas es que la tarjeta de crédito tiene tu nombre impreso, mientras que la de débito típicamente solo dice «Débito», o no dice nada.

Ventajas de cada una

Al ser productos financieros tan distintos, tienen características que las vuelven ideales para ciertas ocasiones pero muy malas para otras. A continuación te contaré las ventajas de cada una.

Tarjeta de débito:

  • Nunca pagarás interés – es tu dinero.
  • Si no tienes saldo, no pasa la tarjeta. No puedes endeudarte o sobregirarte.
  • Normalmente no tienen comisión mensual/anual, no existe el concepto de pago de membresía o desgravamen.
  • No tienen monto mínimo de consumo
  • Acceso rápido a efectivo sin intereses como sí ocurre en crédito.

Tarjeta de crédito:

  • Mejores beneficios: cashback / millas / puntos
  • Ventajas: descuentos en restaurantes, acceso a salas vip en aeropuertos.
  • Sirven para mejorar tu historial crediticio
  • Seguridad: algunas ofrecen protección en viajes y seguro de compras
  • Seguridad: puedes cuestionar alguna compra no reconocida. Hay todo un proceso que hace esto mucho más viable que si quisieras reportar consumos no realizados en la de débito.

¿Cuál debería usar?

Como puedes haber observado en la sección anterior, las tarjetas de crédito suelen tener beneficios superiores a las tarjetas de débito. Entonces:

  • Solo te recomendamos usar una tarjeta de débito para disposición de efectivo. No hay intereses y es la mejor manera de sacar efectivo.
  • Fuera de eso, te recomendamos que uses una tarjeta de crédito para todas tus transacciones / compras (presenciales y online)

Esto puede sonar un poco extraño para algunos, especialmente para aquellos que han crecido con «miedo» a las tarjetas de crédito por tantas historias de terror que existen de gente sobre-endeudada porque no supo manejar este producto financiero o porque los bancos paran llamando a ofrecértelas o subirte la línea de crédito. A continuación te explicaré los principios que debes seguir para sacarle el máximo provecho a tu tarjeta de crédito:

  1. Saca una tarjeta de crédito en el banco que te ofrezca las mejores condiciones (hablaré de esto en un próximo artículo pero por ahora considera millas, cashback, que no te cobren membresía, etc)
  2. Abre una cuenta de ahorros en soles y en dólares en el mismo banco (tarjetas son bi-moneda así que necesitarás ambas cuentas para poder pagar el consumo en dólares y soles)
  3. Haz todos tus consumos con la tarjeta de crédito
  4. Asegúrate de no gastar más de lo que normalmente gastas, y que puedes pagarlo todo a fin de mes
  5. 1 vez por semana, ingresa al app del banco y paga el 100% de la deuda pendiente
  6. Cada 6-12 meses, postula a una mejor tarjeta con mejores beneficios
  7. Sigue mejorando tu score crediticio con pagos puntuales y sin pagar intereses

Si sigues estos pasos al pie de la letra lograrás maximizar los beneficios ofrecidos por tu tarjeta de crédito mientras mejoras tu historial crediticio, y no pagarás ni S/1 de intereses. Si por algún motivo no fuiste capaz de pagar la totalidad de la deuda en un mes por desorganización de tus finanzas, regresa a utilizar una tarjeta de débito por unos meses hasta que puedas regularizar la deuda y reordenar tus finanzas.

Este es el primer artículo en una serie que sacaremos sobre las tarjetas de crédito, así que mantente atento a nuestras próximas publicaciones.

Si te gustó este artículo te invitamos a seguirnos en nuestras redes:

YouTube: Bolsillos Llenos
Instagram: 
@bolsillosllenos
Comunidad Telegram: 
bit.ly/bolsillostelegram

¿Quieres invertir en…?

Finsmart: https://bit.ly/33kaWiX

Facturedo: https://bit.ly/3bafOMA

Inversiones.io: https://bit.ly/3szO4qF

Zest Capital: Contáctanos

Compartir esta publicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados