Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Me robaron de la tarjeta de crédito: Lo que aprendí y tips para protegerte

Así es, me tocó a mí. Me considero una persona extremadamente precavida y cuidadosa en lo que respecta a tarjetas de crédito, no la uso en sitios poco confiables, nunca la pierdo de vista cuando pago en grifos y restaurantes, y no las saco de mi casa cuando sé que no las voy a usar. A pesar de todos estos cuidados, fui víctima de un robo y en el artículo de hoy te quiero ayudar a que estés protegido y no te ocurra algo como lo que me pasó a mi.

La historia

Empezaré contándote la historia de cómo se desarrollaron los hechos para que puedas notar que le puede ocurrir a cualquier persona, en cualquier momento. Era un lunes de Noviembre 2020 por la mañana (algo de las 10am) y justo ese día había pedido vacaciones. Me encontraba en una casa de playa, a unos 100 kilómetros de Lima, lejos de cualquier centro comercial. Estaba tirado en un mueble viendo Netflix, cuando me llegó una notificación de consumo del BCP (vía correo) alertando que acababa de consumir S/1,306.90 en Falabella. Claramente, estando en la playa, ese consumo no era mío y tampoco tengo tarjetas adicionales o compras recientes que puedan explicar este consumo. En menos de 10 segundos, llamé al número del BCP y con tono desesperado pedí bloquear todas mis tarjetas. Mientras me encontraba en la llamada el agente me preguntó si me encontraba haciendo compras en Lumingo.com. Me seguían intentando robar mientras me encontraba en el teléfono con el banco bloqueando mis tarjetas. Felizmente esa segunda compra si fue bloqueada ya que llamé minutos antes de este 2do intento.

Luego de bloquear todas mis tarjetas de ese banco, reporté el consumo no reconocido y se disparó una investigación que hasta hoy no culmina. De inmediato agarré mis cosas, subí a mi carro y me dirigí de vuelta a Lima para denunciar el hecho. En la carretera, me comuniqué con Falabella para intentar obtener los datos de la persona que había hecho una compra con MI tarjeta, pero me indicaron que no podían darme los datos por «confidencialidad». Me indicaron que si me acercaba a una tienda física tal vez me podrían ayudar pero que no me garantizaban nada. Al llegar a Lima, me dirigí inmediatamente a la comisaría de mi distrito donde tenían una oficina que decía «DIVINDAT» (División de Investigación de Delitos de Alta Tecnología). Aquí me preguntaron mis datos, me preguntaron si ya había bloqueado la tarjeta y había reportado el consumo no-reconocido. Me indicaron que para proceder necesitaba acercarme con mi estado de cuenta impreso y con un documento emitido por Falabella especificando los datos de la compra. Pero Falabella no me quería dar los datos sin una denuncia. Me encontré frente a un clásico caso del huevo o la gallina – las leyes protegen a los ladrones. En la comisaría tenían disposición y empatía pero no sentí mucha efectividad (pero ojo, esta es solo mi opinión). Finalmente no presenté la denuncia ni me acerqué a Falabella, decidí optar por la ruta administrativa y confiar en el sistema. Confié más en el banco que en la policía.

La última información de mi caso es que Falabella me envió un correo señalando que cancelaron la compra gracias a mi llamada, por lo que la investigación del BCP debería salir a mi favor. Mientras tanto, el BCP ha anulado el consumo hasta que se determine la responsabilidad para que yo no me vea afectado. Si bien no tuve que pagar por el robo desde mi dinero directamente, aún existe una posibilidad de que el banco me obligue a hacerlo en los próximos 90 días. Los mantendré al tanto de novedades con una actualización en este post.

Eventos como este generan estrés, miedo, pérdida de tiempo y sobretodo una posibilidad de pérdida de dinero, por lo que a continuación te dejaré algunos tips que aprendí en esta aventura con el objetivo de que los puedas aplicar y no te veas afectado como yo. Recuerda, yo soy una persona precavida que ya aplicaba cuidados especiales y aún así sucedió.

Recomendaciones

  1. Activa las notificaciones de consumo: Una de las cosas que más influenciaron en que el intento de robo sea frustrado es que pude identificar el movimiento no reconocido gracias al correo del BCP que me llegó inmediatamente. La gran mayoría de bancos ofrece un servicio de notificación de movimientos, sea transferencia, retiro o consumo, y estas notificaciones pueden llegarte por mail, por el app o por un sms. El primer consejo es que actives esta opción inmediatamente para poder actuar cuando veas algo sospechoso.
  2. Activa las notificaciones de tu aplicación de correo: Si en el consejo #1 activaste la opción de notificación por e-mail, no olvides también activar las notificaciones de nuevos correos de tu aplicación de correo en el celular. De nada te sirve un correo alertando un consumo no reconocido si no te enteras del correo sino recién cuando se te ocurra abrir la aplicación para revisar tus mails del día.
  3. Actúa con velocidad: Si identificas algo sospechoso, debes actuar inmediatamente. Yo tengo memorizados los teléfonos de mis bancos y además los tengo grabados como contactos en mi celular, y te recomiendo hacer lo mismo. Aquí te dejo los teléfonos de los bancos más grandes del país (actualizado a Diciembre 2020):
    BCP: 311-9898
    Interbank 311-9000
    BBVA: 595-0000
  4. Desactiva las compras online y retiros en cajero de tus tarjetas: Este consejo me lo dio la persona que me ayudó en el banco. En las aplicaciones de los bancos existe una opción que se llama «Configuración de tarjetas». En esta opción puedes deshabilitar los consumos por internet y en el extranjero, y en el caso de tarjetas de débito puedes deshabilitar los retiros por cajeros. Si tú o alguien intenta hacer una transacción con la tarjeta mientras se encuentra deshabilitada, será rechazada. Esta es una de las opciones más seguras pero también tediosas ya que si decides tenerlas siempre inhabilitadas tendrás que entrar a tu app cada vez que quieras hacer uso de la tarjeta para desbloquear y luego volver a bloquear estos consumos. Sin embargo, es una de las opciones más seguras y deberías considerarla. Desde esta desagradable experiencia, yo la uso sin falta.
  5. Familiarízate con la aplicación de tu banco: Las aplicaciones se encuentran evolucionando y cada vez ofrecen funcionalidades más avanzadas en lo que respecta a seguridad, así como alternativas para bloquear tu tarjeta por robo o pérdida y ver tus consumos en tiempo real. Tómate unos minutos en explorar y conocer dichas opciones ya que te pueden ser muy útiles en el futuro.

Espero que esta historia y estos consejos te puedan ayudar a evitar una situación desagradable o al menos ayudarte a solucionarla de la mejor manera. Están saliendo a la luz muchos casos parecidos con algunos bancos peruanos y nunca está de más ser muy precavidos.

Si te gustó este artículo te invitamos a seguirnos en nuestras redes:

YouTube: Bolsillos Llenos
Instagram: 
@bolsillosllenos
Comunidad Telegram: 
bit.ly/bolsillostelegram

¿Quieres invertir en…?

Finsmart: https://bit.ly/33kaWiX

Facturedo: https://bit.ly/3bafOMA

Inversiones.io: https://bit.ly/3szO4qF

Zest Capital: Contáctanos

Compartir esta publicación

1 comentario en «Me robaron de la tarjeta de crédito: Lo que aprendí y tips para protegerte»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados